Las casas modulares se están haciendo cada vez más populares en los últimos años, gracias a sus múltiples ventajas. Tini se ha convertido en un referente en ello, con proyectos de gran sencillez que se pueden personalizar sin sacrificar la calidad.

Breve explicación de qué es una casa modular

Una casa modular es una vivienda formada por un módulo habitacional o por la unión de varios de ellos, que tienen un diseño más o menos estandarizado. De esa manera, su configuración sobre plano, su fabricación y su instalación final resultan mucho más sencillas, puesto que los módulos se pueden combinar e intercambiar de muy distintas maneras. Por ejemplo, formando una L, una T, una U… y muchas variantes más.

Otro de los aspectos diferenciadores de las casas modulares es su proceso constructivo. En realidad, en la jerga del sector se habla más bien de "fabricación", puesto que la mayor parte de dicha construcción se lleva a cabo en una nave, que está ubicada en un lugar distinto del emplazamiento final de la casa. Es por ello que también reciben el nombre de casas modulares industrializadas, un proceso que abarata mucho los costes y reduce enormemente los plazos de ejecución.

Y cuando los módulos están prácticamente fabricados, se cargan en camiones y se llevan a dicho emplazamiento final para su instalación definitiva. Previamente a ese momento, se habrán realizado unas labores de acondicionamiento del terreno que, según sus características (tipo de suelo, orografía, etc.) pueden ser más sencillas o más complejas.

Por este proceso de fabricación en nave, a veces se confunde lo que es una casa modular con una casa prefabricada. Pero en realidad, no son exactamente iguales: las casas prefabricadas no tienen por qué ser modulares y, además, suelen emplear materiales de baja calidad, pues no están pensadas para un uso prolongado como vivienda. En cualquier caso, en otro post de este blog explicamos más a fondo las diferencias entre unas y otras.

¿Qué hace diferente a una tini?

No todas las casas modulares son iguales, como es lógico. Y hay varios aspectos que otorgan a nuestras tinis un carácter especial. En lo que se refiere al diseño, apostamos por un gusto minimalista en espacios muy bien aprovechados, desprovistos de elementos superfluos. Nuestra tini más pequeña, la S, tiene una superficie de 23,5 m2 , mientras que la tini M ofrece 34 m2.

Estas dimensiones compactas son una ventaja, además, para el transporte: podremos llevar la tini por carreteras y caminos a espacios de difícil acceso para otras casas modulares más grandes. Por ello, nuestras casas modulares son la mejor opción para aquellos que buscan instalar su vivienda o segunda residencia en espacios de alto valor natural.

De hecho, una de las principales ventajas de la tini es que es una casa modular en perfecta armonía con la naturaleza, pues su sostenibilidad es otro de sus aspectos diferenciadores. Se pueden configurar para ser completamente autosuficientes, de modo que su impacto en el medio ambiente es prácticamente nulo: se pueden instalar un depósito de agua con 1.000 litros de capacidad, unos paneles fotovoltaicos para generar electricidad (340w, 72 células + batería compacta con acumulación 250A/h.12v) y una fosa séptica para evitar obras de alcantarillado.

Además, muchos de los materiales que empleamos cumplen los estándares más exigentes de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, como el algodón reciclado y reciclable de Geopanel para el aislamiento o las maderas de OSB con calificación FSC (Forest Stewardship Council).

Así que, ahora que ya sabes qué son las casas modulares y cuáles son las características básicas de nuestras tinis, ¿por qué no indagas un poco más sobre nuestros modelos y das el primer paso para vivir en plena armonía con la naturaleza… en cuestión de semanas? Accede al personalizador y comienza a imaginarte tu tini.

¿Cómo te gustaría vivir?

En tini construimos estilos de vida, formas de sentir y disfrutar espacios únicos. Espacios con vida para una vida mejor.

Personaliza tu tini®